El pasado de Navaleno es sobre todo arquitectura típica de la zona de Pinares, como las casonas de piedra del barrio de Triana. Dos son los monumentos religiosos a tener en cuenta: la Iglesia Parroquial de San Esteban Protomártir, con un interesante entramado de madera, y la Ermita de San Roque.

Su pasado carretero todavía puede observarse en las viejas casas de piedra del Barrio de Triana, o en el entramado de madera de la Iglesia Parroquial. Verdaderamente su monumento es el pinar. Naturaleza virgen y hermosa en derredor de sus  gentes. Un nido en el Pinar. Infinidad de parajes naturales para admiración, descanso y disfrute de nativos y visitantes. Valdelahierba, Barranco-Lobo, Raso Manarena, Fuente la Raíz, Cova La Loba, Atalaya de Mojón Pardo, Vallejondo, Cuevas del Moro, La Cruceja, Fuente  La Ramona, Paso de la Soltilla, Fuentes de Corrales, Paso de la Solana, Junta de los Tres Valles,  Atalaya de Brabojo… Junto a estos, otros lugares de solad y esparcimiento creados por la industria de los hombres  como digno de figurar con preferencia en las rutas del turismo español: Fuente del Botón, en cuyo marco incomparable se celebra la Fiesta de la Caridad, Fuente La Chorlita, Fuente Rovellanos y Fuente La Dehesa Nueva.

Ayuntamiento de Navaleno