Pincha en la imagen para descargar

Contacto telefónico, empleados con el pelo recogido y sin anillos o pendientes, limpieza exhaustiva de parcelas, distancia mínima de seguridad en todo momento, y un intenso control de aforos, entre las medidas que se van a implantar en los camping españoles para este verano, según el protocolo sanitario único frente al coronavirus acordado con las comunidades autónomas.

Los camping españoles reabren este lunes sus puertas tras la aprobación el pasado domingo por parte del Ministerio de Sanidad del protocolo sanitario realizado por el Instituto de Calidad Turística Española (ICTE). Los camping siguen siendo la segunda oferta alojativa en España tras los hoteles, con más de 8 millones de viajeros y 40 millones de pernoctaciones en 2019.

Protocolo sanitario por coronavirus

La Federación Española de Campings (FEEC) contará con un protocolo sanitario elaborado por el Instituto de Calidad Turística Española (ICTE), encargado por la Secretaria de Estado de Turismo y aprobado por el Ministerio de Sanidad, que es válido para todos los establecimientos del país independientemente de su tipología, categoría o tamaño. Entre los requisitos generales se encuentra la elaboración de un plan de contingencia en cada camping con la identificación de riesgos, asignación de los recursos humanos y materiales necesarios en cada momento incluido el uso de equipos de protección personal y protocolo de actuación en caso de detectar empleado o cliente sospechoso de Covid19.

Principales medidas de seguridad

Asímismo, deberán contar con aprovisionamiento de recursos materiales como mascarillas, guantes y gafas de protección. Los empleados deben mantener el distanciamiento social en el desempeño de sus tareas, tener el cabello recogido y evitar usar anillos, pulseras o pendientes, y desinfectar sus objetos personales y herramientas de trabajo. A la llegada de los clientes se les debe informar con precisión del plan de contingencia priorizando el contacto telefónico antes que la visita a recepción. Se debe fomentar la reserva online, el pre-checking y el pago por medios telemáticos, informa Ep.

Además se recomienda asignar parcelas o bungalows que lleven 48 horas desocupadas, controlar aforos y respetar las distancias mínimas de seguridad. Las áreas infantiles se someterán a una desinfección periódica y en el gimnasio se mantendrá la distancia de seguridad entre máquinas utilizando la toalla individual y sin fuentes de aguas. En las piscinas aún se está pendiente del informe científico solicitado y en la lavandería se establece una distancia mínima de seguridad y limitar el aforo para evitar aglomeraciones.

Limpieza: desinfección, toallas y aire acondicionado 

Por lo que respecta a la limpieza y mantenimiento de las instalaciones, el protocolo establece un plan de desinfección que incluye el incremento de frecuencias de limpieza y repasos en zonas de mayor contacto, la desinfección de zonas de trabajo de los empleados al finalizar los turnos y la ventilación del aire diaria en zonas de uso común de clientes.

Se recomienda el uso de productos desinfectantes como lejía, etanol o peróxido de hidrogeno según las homologaciones pertinentes y el registro diario de dichas limpiezas indicando la frecuencia y el método
empleado. En las áreas de acampada se realizará la limpieza y desinfección de las parcelas con retirada de residuos así como de superficies o equipamentos con alto nivel de contacto como ventanas, espejos o suelos.