Cerca de la localidad de San Leonardo de Yagüe,  al oeste de Soria, te vamos a proponer un destino mágico y de cuento que hará las delicias de los más pequeños y también de los mayores, El bosque mágico Fuente del Pino.

Como llegar

Tomaremos la carretera N-234 en dirección Soria y a la salida del pueblo, tras haber pasado el Restaurante Pilar, cogeremos el desvío hacia la derecha. Justo antes de llegar hasta el instituto de educación secundaria tomaremos la bifurcación de la izquierda y listo, sólo tendremos que seguir dicho camino hasta llegar a la fuente.

¡Gnomos, duendes, hadas y fantásticas criaturas!

Suelen estar en los árboles aprovechando curiosas formaciones o agujeros, pero no te despistes deberás mirar tanto a las alturas como hacia el suelo, porque también aprovechan las ramas de los pinos, piedras y musgo para fabricar columpios, puentes colgantes, guaridas…

También podrás ver que algunos de estos moradores están trabajando, durmiendo o han salido a buscar setas, entre otros muchos quehaceres. Te pedimos por favor que no les molestes, sólo encuéntralos, admíralos y disfrútalos, pero respeta sus construcciones y su rutina diaria, para que el resto de personas que vengan después de ti puedan pasar igualmente otro agradable rato en este mundo de fantasía.

Es bastante probable que no encuentres absolutamente todos los misterios de este poblado ya que cada vez hay más. La leyenda dice que todo comenzó con unas pocas casitas que una vecina del pueblo construyó y que ahora cada vez más gente participa en el secreto de su crecimiento, llegando a haber más de una treintena de seres censados. ¿Te animas a descubrirlos?

Este paraje de la Fuente del Pino cuenta, además de con la fuente, con asadores y mesas para comer, lo que le convierte en un sitio ideal para tomar un refrigerio después de la aventura.